febrero 27, 2024
Los Eleatas

Los Eleatas

Parménides de Elea


Los Filósofos Eleatas: Zenón de Elea y Parménides

La escuela eleática, fundada en el siglo VI a.C. en la colonia griega de Elea, en la actual Turquía, es conocida por su enfoque filosófico único que desafió las nociones preexistentes sobre la realidad y el conocimiento. Dos de sus figuras más prominentes, Zenón de Elea y Parménides, dejaron una huella indeleble en la historia de la filosofía con sus ideas revolucionarias.

Parménides: El Fundador de la Escuela Eleática

Parménides de Elea es considerado uno de los primeros filósofos de la historia y un pilar de la filosofía presocrática1. Su contribución más significativa fue la introducción del concepto del Ser como la base de toda la filosofía. Parménides postuló que el Ser es eterno, inmutable, indivisible y único, lo que significa que el cambio, el movimiento y la multiplicidad son ilusiones y no existen realmente1. Esta idea del Ser como lo único real y la negación del No-ser, que es lo impensable e irreal, sentó las bases para el monismo materialista, una doctrina que sostiene que el universo proviene de una única sustancia1.

Zenón de Elea: El Defensor del Monismo

Zenón de Elea, discípulo directo de Parménides, es famoso por sus paradojas, que utilizó para defender las ideas de su maestro contra los ataques de los pluralistas2. A través de argumentos lógicos y la técnica de reducción al absurdo, Zenón desafió las nociones comunes de pluralidad y movimiento. Sus paradojas, como la de Aquiles y la tortuga o la de la flecha en vuelo, han sido fuente de reflexión para la matemática y la lógica a lo largo de los siglos3.

La Influencia de los Eleatas en la Filosofía

La escuela eleática, a través de Parménides y Zenón, desempeñó un papel crucial en el desarrollo de la filosofía occidental. Su enfoque en la razón y el argumento lógico influyó en filósofos posteriores como Platón y Aristóteles. La insistencia de los eleatas en la unidad y la inmutabilidad del Ser desafió a los filósofos a encontrar maneras de reconciliar la experiencia sensorial del cambio y la diversidad con la noción de una realidad subyacente y eterna.

Los filósofos eleatas, con Parménides y Zenón a la cabeza, nos invitan a cuestionar nuestras percepciones y a buscar una comprensión más profunda de la realidad. Sus enseñanzas siguen siendo relevantes hoy en día, ya que nos desafían a pensar críticamente y a explorar las posibilidades de la razón y el conocimiento. La escuela eleática nos recuerda que, a veces, las verdades más profundas pueden encontrarse en los lugares más inesperados.